Empresas turísticas requieren de un plan del Gobierno para resistir la crisis


Empresas turísticas requieren de un plan del Gobierno para resistir la crisis, en tanto, ellas preparan sus propias estrategias.

Las empresas que integran la industria turística no están pidiendo al Gobierno federal que les condone el pago de impuestos y servicios, sino que los apoye con un plan para resistir la crisis económica generada por el Covid-19. En el foro virtual Post Covid-19 ¿Qué sigue?, organizado por Jaime Levy, director de JL Consulting.mx, participaron Braulio Arsuaga presidente del Consejo Nacional Empresarial Turístico (CNET); Giancarlo Mulinelli, vicepresidente de ventas globales de Aeroméxico; Moisés Braverman, director de Creative Travel; Diego Arvizu, director de Arvizu Comunicación Corporativo, y Carlos Velázquez, columnista y director editorial de Periódico Viaje. APOYO NECESARIO

Los participantes coincidieron que requieren de un plan del Gobierno para resistir la crisis, así como ha sucedido en otros países donde les otorgaron financiamientos y prórrogas en los pagos.


Al respecto, Giancarlo Mulinelli recordó que en el mundo ya se anunció que cuatro aerolíneas se acogieron a la Ley de Quiebras, una de ellas en Latinoamérica, es Avianca. Sólo en países europeos, como Alemania y Noruega, y Estados Unidos se anunciaron esquemas financieros para apoyarlas.


Braulio Arsuaga dijo de forma contundente que “la industria nunca pidió un rescate, pidió prórrogas para favorecer a la fuerza laboral porque hay cero ingresos. Pedimos que nos den aire para reactivarnos, cuestiones en temas locales”. Ante ello, Carlos Velázquez propuso mantener el tema respecto a solicitar los apoyos federales que los ayuden a continuar con sus empresas abiertas. “Que los líderes de la industria exijan al Gobierno cumplir con su trabajo; Lufthansa fue apoyada, hay diferimientos de impuestos que son legítimos”, precisó. Agregó Velázquez que se “pidan cosas donde sí pueden reaccionar” las instituciones gubernamentales, de tal forma que se hagan alianzas entre la iniciativa privada y lo que sí puede hacer el gobierno.



Empresas requieren de un plan de apoyo por parte del Gobierno federal.


AFECTACIONES Y CAMBIOS

Braulio Ursuaga dio a conocer que ha tenido que posponer proyectos de inversión, como en el caso de Grupo Presidente que tenía planeado abrir cuatro hoteles este año, entre ellos el nuevo Presidente Intercontinental de Monterrey que tendrán que posponerlo, porque deben contener gastos. En el caso de Aeroméxico, dijo Mulinelli que subieron algunos de sus costos de operación porque su personal está usando uniformes que por la contingencia ya son desechables, además de que el turn around tardarán más tiempo al requerir sanitizar el avión para un nuevo vuelo. Aunque, reconoció, hay un tema a favor: el costo del combustible es más barato y el tipo de cambio los favoreció, ya que el 60% de sus costos son en dólares. A pesar de esas condiciones, la aerolínea absorberá los costos lo que a futuro les dejará más clientes, ya que se apreciará los cuidados en la higiene por parte de la compañía, porque el peor error sería bajar las tarifas. “Con buenos estándares das seguridad al turistas. El cliente te preferirá porque le permites estar tranquilo en el tema de salud”, comentó Mulinelli. Por su parte, Moisés Braverman expuso que las agencias de viajes tomarán un papel de mayor trascendencia después de la pandemia, ya que al dar un servicio personalizado el viajero conocerá las condiciones de salud en las que se encuentra el destino, hotel y avión. “Hoy los agentes seremos doblemente expertos para conocer las reglas de sanidad en un país o destino. Las políticas que aplican los hoteles y las aerolíneas para garantizar la seguridad sanitaria.



Los hoteles aplican sus protocolos para sanitizar sus instalaciones.



Fuente: periodicoviaje.com